Remedios relajantes con lavanda

La lavanda es una planta medicinal que se ha utilizado desde la antigüedad por sus efectos calmantes. Debido a su agradable aroma, suele emplearse en la aromaterapia para controlar el estrés, el insomnio y algunas dolencias comunes. ¿Quieres aprender a preparar remedios relajantes con lavanda?

Aunque muchos de los beneficios de esta planta siguen siendo investigados, hay pequeños estudios y datos anecdóticos que sugieren que puede promover la salud y el bienestar.

Remedios relajantes con lavanda para combatir el estrés:

Mujer cansada de trabajo
Usa la lavanda para reducir el estrés y la ansiedad ocasionados por diferentes situaciones. Aprovecha los beneficios de este relajante natural.

Uno de los remedios relajantes con lavanda más extendidos es la aromaterapia para combatir el estrés. Gracias a sus compuestos volátiles, el aceite esencial de la planta regula las funciones del sistema nervioso y produce un efecto calmante en el organismo.

Ingredientes

  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Añade las gotas de aceite esencial de lavanda en dos tazas de agua hirviendo.

Modo de uso

  • Emplea los vapores para disfrutar una sesión de aromaterapia.
  • Si lo prefieres, agrega el aceite esencial en un difusor y disfruta el aroma.

Remedios relajantes con lavanda que te gustará probar

Debido a sus aplicaciones en la medicina natural, la lavanda se ha catalogado como una planta “multipropósito”. Aunque para muchos resulta atractiva por su aroma y color, es mucho más que eso. Gracias a los efectos de su aceite esencial, actúa como sedante natural y puede paliar algunas dolencias.

Remedio con lavanda para el dolor de cabeza:

Mujer con dolor de cabeza: remedios relajantes con lavanda
Cuando aparece el dolor de cabeza de tipo tensional, la flores de lavanda pueden ayudar a relajar sus molestias.

La lavanda puede ayudar a disminuir los dolores de cabeza cuando tienen su origen en un agotamiento nervioso o exceso de estrés. Gracias a su ligero efecto sedante y a sus propiedades antiinflamatorias, disminuye la tensión.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de flores de lavanda (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Para empezar, añade las flores de lavanda en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida, déjala reposar 10 minutos y cuélala.

Modo de uso

  • Ingiere una taza de infusión de lavanda a sorbos. Ten en cuenta que puede causarte somnolencia, por eso, procura tomarla antes de ir a la cama o cuando puedas descansar.

Remedio relajante para calmar los cólicos menstruales:

Una investigación publicada en el Journal of Alternative and Complementary Medicine sugiere que la aplicación tópica de lavanda, más salvia y rosa, puede ayudar a disminuir la severidad de los cólicos menstruales. 

Ingredientes

  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 6 gotas de aceite de salvia
  • 10 gotas de aceite de rosa

Modo de uso

  • Primero, combina todos los aceites en un recipiente hondo.
  • Cuando tengas la mezcla lista, frótala en la parte inferior del abdomen con un suave masaje.
  • Repite el remedio si los cólicos persisten.

Remedio para relajar los músculos:

Uno de los remedios relajantes con lavanda que te pueden ayudar a calmar la musculatura cansada lo puedes disfrutar a modo de baño. Si bien, puedes emplear lavanda por sí sola, te aconsejamos potenciar sus propiedades con manzanilla.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de flores de manzanilla (30 g)
  • 3 cucharadas de gel de Aloe vera (45 g)
  • 2 cucharadas de lavanda (30 g)
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Para empezar, vierte las flores de manzanilla y la lavanda en una olla con agua.
  • Cuando llegue a ebullición, reduce el fuego, añade el gel de aloe vera y déjalo cocinar 3 minutos.
  • Luego, apaga la preparación y cuélala.

Modo de uso

  • Usa el líquido para preparar un baño relajante.
  • Sumerge tu cuerpo durante 20 minutos.

Remedio relajante para combatir el insomnio:

Mujer con insomnio
La lavanda es un excelente remedio relajante y sedante natural. Por ello, nos puede ayudar a conseguir un sueño reparador.

Por sus propiedades sedantes, la lavanda se ha utilizado desde hace cientos de años como aliada contra el insomnio. Su uso, tanto tópico como en aromaterapia e infusión, puede favorecer el sueño, especialmente entre quienes padecen ansiedad y estrés.

Ingredientes

  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

Preparación

  • Primero, combina el aceite esencial de lavanda con el aceite de coco.
  • Si no tienes aceite de coco, usa otro aceite portador como aceite de oliva o de almendras.

Modo de uso

  • Frota la preparación mediante masajes en la piel.
  • Aplícalo unos 20 minutos antes de ir a la cama.
  • Si prefieres, haz una infusión con la planta seca y consúmela antes de dormir.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies